EFICIENCIA ENERGÉTICA. ¡Haga que el aumento de TARIFAS de Gas y Electricidad sea una oportunidad! Las empresas que utilizan más eficientemente la energía, usan menos recursos para lograr las mismas metas, reduciendo costos, preservando valiosos recursos de la naturaleza y ganando competitividad sobre las demás empresas. Nosotros lo podemos ayudar a lograrlo con nuestras Clases, Charlas, Conferencias y Seminarios de Eficiencia Energética para Empresas, en el mismo predio de las empresas. Consultas: jandreotti@fibertel.com.ar

sábado, 7 de febrero de 2015

El CO2 equivalente (CO2e) y conceptos asociados

Con esta nota se pretende diferenciar varios conceptos que suelen crear confusión y que resulta difícil distinguir la relación y diferencia entre ellos. O sea que no hemos intentado profundizar cada concepto, sino separarlos y distinguir uno de otro. Si logramos este objetivo creemos que al lector le facilitaremos la profundización de cada uno.

Forzamiento radiativo (radiative forcing)
A fin de entender la relación entre las emisiones de los gases de efecto invernadero y el incremento de la temperatura global, primero necesitamos considerar el concepto de forzamiento radiativo (radiative forcing).
La tierra está continuamente recibiendo energía del sol y continuamente perdiendo energía hacia el espacio, a causa de que el espacio es mucho más frío que la tierra. El forzamiento radiativo es simplemente la diferencia entre la cantiad de energía recibida por la tierra y la energía radiada por ella hacia el espacio, medida en Vatios/m². En otras palabras es la relación según la cual la superficie del planeta se calienta o se enfría.
Si el planeta estuviera perdiendo energía en la misma medida en que la estuviera recibiendo, el forzamiento radiativo sería cero y la temperatura permanecería estable en el valor actual. Este estado se denomina equilibrio térmico. Ya que cuanto más caliente sea un planeta, perderá más energía hacia el espacio, el sistema natural tiende a estar en equilibrio térmico.
Sin embargo, el aumento de las concentraciones de los gases de efecto invernadero (medidas en partes por millón, o ppm) en la atmósfera, actúan igual que una manta de aislación (frazada o cobija), reduciendo la relación regún la cual la energía puede escapar hacia el espacio, afectando así el forzamiento radiativo, que a su vez afecta a la temperatura
Potencial de Calentamiento Global (Global Warming Potential – GWP)
Es una estimación de cuanto un gas de efecto invernadero contribuye al forzamiento radiativo. El dióxido de carbono (CO2) tiene un GWP de 1, por definición. Así un gas con GWP de 50 incrementaría el forzamiento radiativo 50 veces más que una masa igual de CO2. Los valores de GWP se definen para un específico intervalo de tiempo, de modo que la duración de dicho intervalo de tiempo debe ser tomado de modo que sea lo suficientemente largo, como para que el GWP  tenga un valor significativo. La mayoría de los investigadores y organismos reguladores usa 100 años.
Por ejemplo, el metano tiene un GWP de 72 para un tiempo de 20 años, pero un GWP más bajo, de 25, para 100 años. Esto es a causa de que él es muy potente durante cortos intervalos de tiempo, pero luego se descompone en CO2 y agua en la atmósfera, lo que significa que cuanto más tiempo se considera,  su efecto es más parecido al del CO2 solo.
Dióxido de Carbono equivalente (Equivalent carbon dioxide - CO2e) 
Es una estimación de la concentración de CO2 (en ppm) que podría causar un nivel dado de forzamiento radiativo.
Por ejemplo, el último informe del IPCC de 2007, consideró el efecto de los principales gases de efecto invernadero actualmente presentes en nuestra atmósfera y calculó un CO2e para estos, de alrededor de 455 ppm (en aumento). Esto significa que (en un período definido) el forzamiento radiativo debido a estos gases, en concentraciones actuales, es aproximadamente igual al efecto que causaría una concentración de 455 ppm de CO2 solo. Este cálculo de CO2e en particular, tiene en cuenta los seis principales gases de efecto invernadero considerados en el Protocolo de Kioto, por lo que puede ser etiquetado CO2e (Kyoto).
Equivalente de Dióxido de Carbono (Carbon Dioxide equivalent)
Esto da la cantidad de CO2 que tendría el mismo GWP que una cantidad dada de un gas (o mezcla de gases). Se calcula simplemente multiplicando el GWP del gas por la masa del gas. Por ejemplo, en un período de 100 años, el metano tiene un GWP de 25, de modo que 1 gramo de metano tiene un valor equivalente de CO2 de 25 gramos. En la práctica, ya que el equivalente de CO2 es expresado como una masa (gramos, toneladas, etc) y el CO2e (Dióxido de Carbono equivalente) es expresado como una concentración (normalmente en partes por millón), no son fácilmente confundidos, a pesar de sus nombres parecidos.


1 comentario:

  1. GRACIAS!!!! EXCELENTE EXPLICACIÓN, MUY CLARA. GRACIAS DE NUEVO!

    ResponderEliminar