EFICIENCIA ENERGÉTICA. ¡Haga que el aumento de TARIFAS de Gas y Electricidad sea una oportunidad! Las empresas que utilizan más eficientemente la energía, usan menos recursos para lograr las mismas metas, reduciendo costos, preservando valiosos recursos de la naturaleza y ganando competitividad sobre las demás empresas. Nosotros lo podemos ayudar a lograrlo con nuestras Clases, Charlas, Conferencias y Seminarios de Eficiencia Energética para Empresas, en el mismo predio de las empresas. Consultas: jandreotti@fibertel.com.ar

miércoles, 20 de julio de 2016

Algunas ideas para ahorrar energía en el hogar (gas y electricidad) sin costo



Ahorrar energía, sin que eso afecte su confort, es un arma que Ud dispone para ejercer su autodefensa contra las altas tarifas de energía. Si Ud consume poca energía, el porcentaje de aumento que le apliquen necesariamente será poco. Si Ud no consumiera nada, cualquier porcentaje de nada, será nada.

Calentar agua: calentar agua es una de las cosas que consume más gas en invierno. Cuando  Ud en invierno pone a calentar la misma cantidad de agua, en el mismo recipiente y en el mismo quemador de su cocina que en verano, partiendo en ambos casos con el agua a la temperatura ambiente, demorará para llegar a la misma temperatura el doble, o el triple de tiempo que en verano, según haga menos o mas frío. Si usó un quemador chico, consumió a razón de 0,10m3/hora y si usó un quemador grande, 0,19m3/h.
Para bajar el consumo de gas en esta tarea, le proponemos tres soluciones para ser usadas por separado, o combinadas:
1º) Dejando el agua a temperatura ambiente al sol en botellas plásticas, por ejemplo, al cabo de algunas horas la temperatura del agua de las botellas habrá subido, de modo que las sentirá tibias al tacto. Poner a calentar esta agua en su cocina, precalentada al sol, reducirá considerablemente el tiempo necesario para que llegue a la temperatura deseada, con lo que habrá reducido el consumo de gas.
2º) Los calefactores de tiro balanceados tienen un rendimiento, al máximo, de alrededor del 60%, lo que significa, que si Ud está usando un calefactor de 3000Kcal /h, el 40% del calor producido es perdido al exterior de la habitación calefaccionada, es decir es desperdiciado.  O sea que de los 0,32 m3/hora, que consume el calefactor, Ud no está aprovechando 0,13m3/h.
Si Ud coloca sobre la chimenea del calefactor, en el exterior de la habitación un recipiente con agua, estará calentando esa agua con gas que de otra forma no lo aprovecharía.
Observe que si Ud coloca a calentar el agua sobre el calefactor, en el interior de la habitación, no es lo mismo, porque Ud estará utilizando parte del calor útil para calefacción, para calentar el agua, en cambio colocando el recipiente en el exterior Ud está aprovechando un calor, que de otra forma sería desaprovechado.
3º) Un termo, constituye un gran apoyo para las dos primeras soluciones y también para almacenar el agua que sobró cuando la calentó en el quemador de la cocina.
Bañarse:
Cuando Ud abre la canilla de la ducha para bañarse, debe esperar un cierto tiempo para que el agua salga a la temperatura deseada. Durante ese tiempo de espera, el agua caliente que sale del calefón calienta el tramo de cañería existente entre el calefón y el baño (y también la pared que envuelve al caño, en especial cuando la cañería es metálica y no está térmicamente aislada). Ese calentamiento de la cañería consume gas que Ud deberá pagar. Si en una casa viven varias personas y cada una se baña con una diferencia de tiempo mayor de unos 15 minutos, deberán calentar la cañería varias veces. Cuanto menor sea el tiempo de separación entre los baños de las personas, menos calor  (y gas) se usará para calentar la cañería.
Este ahorro es muy importante, si tenemos en cuenta que el quemador de un calefón de 12litros/minuto consume alrededor de 18.000Kcal/h o sea 1,94m3 de gas/hora.
Cumpliendo con este ritual durante 60 días (1 bimestre), se notará la diferencia en el momento de recibir la factura de gas.
Cocinar:
Descongelar alimentos: En lugar de descongelarlos en el horno de micro ondas, se puede utilizar el calor enviado al exterior por el calefactor y evitar así el alto consumo de energía eléctrica de dicho aparato, que es de alrededor de 1,45KW (kilovatios) multiplicado por el tiempo expresado en horas que estuvo conectado. Si lo hubiera conectado durante 15 minutos, por ejemplo, habría consumido: 1,45KW x 0,25h =   0,3625KWh (kilovatios hora).
Uso del horno: El quemador del horno al máximo consume alrededor de 3.000Kcal/h  (0,32m3/h) de gas, por lo que aprovechar bien el calor que emite es importante.
Para aprovechar mejor el calor disponible en el horno, es conveniente utilizar al mismo tiempo los dos compartimientos de este y los dos estantes que existen en uno de ellos. Por ejemplo se puede usar el estante de más arriba del compartimiento superior para hormear un pollo y el inferior para una pizza y en el compartimiento inferior (parrilla del horno), se puede aprovechar para asar papas. Además se pueden acomodar en distintos lugares panes a tostar y otros alimentos de menor tamaño que sea necesario calentar.
Apagar el horno cuando todavía le falte “un poco” de cocción a la comida que está en su interior, le permitirá aprovechar el calor residual.
Tostar el pan: Si Ud compra el pan una vez a la semana y lo pone en el freezer, lo puede ir sacando a medida que lo va necesitando y colocarlo sobre la chimenea del calefactor de tiro balanceado (vuelta y vuelta), obteniendo pan fresco y como recién horneado en la panadería, con costo cero y evitando la molesta tarea de ir todos los días a comprarlo a la panadería.
Calefacción con calefactor a gas de tiro balanceado:
A fines de 2015, el ENARGAS emitió una nueva norma para los calefactores de tiro balanceado, que obligará a los fabricantes a etiquetar los artefactos con las letras de eficiencia energética desde la A (máxima eficiencia), hasta la G (mínima eficiencia). Pero hasta 2020 esta norma no entrará en vigencia, de modo que hasta entonces, es conveniente regirse por el hecho de que los calefactores de tiro balanceado tienen una eficiencia al máximo del orden del 60% y al mínimo de aproximadamente la mitad. O sea que es más conveniente usarlos al máximo y apagarlos cuando la habitación ya tiene una temperatura adecuada y cuando esta descienda, volverlos a encender. Una alternativa, sería ponerlos en piloto, en lugar de apagarlos, pero hay que tener en cuenta que cuando se encuentran en piloto, también consumen gas. Según el ENARGAS, si el piloto de algún artefacto de gas se mantiene encendido permanentemente (24 horas/día), su consumo es de aproximadamente 0,5 m3 de gas por día, o sea de unos 30 m3/bimestre.  Por consiguiente, si no usa la calefacción durante algunas horas, es conveniente que apague los pilotos.
Mejorar la envolvente:
La “piel” de su casa está constituída por las paredes, el techo, el piso, las puertas y las ventanas. A dicha piel se la denomina, en lenguaje técnico, la envolvente de su casa. Es por esa envolvente por donde se produce la transferencia de calor desde el interior calefaccionado hacia el exterior en invierno y desde el exterior hacia el interior de su casa refrigerada en verano. Y mejorar esa envolvente es lo que permite reducir esas transferencias de calor indeseables y bajar el monto de sus facturas de energía. (Fig.1)
El calor siempre se transfiere desde donde hay mayor temperatura hacia donde esta es menor. Los mecanismos, mediante los cuales se transfiere el calor son tres: 1) Conducción; 2) Convección; 3) Radiación. En su casa se encuentran presentes los tres simultaneamente, tanto en invierno, como en verano.

Fig.1 – Pérdidas de calor por la envolvente de una casa en invierno
La conducción se produce en un material sólido cuando sus moléculas están a diferentes temperaturas. Las moléculas más calientes transmiten la energía (calor) al lado frío del material. Por ejemplo, cuando una cuchara se coloca en una taza de café caliente conduce el calor, a través de su mango, a la mano que la agarra. En los edificios, la conducción se produce principalmente a través de las paredes y ventanas.
La convección es la transferencia de energía por el movimiento de los fluidos y gases (como el aire). El aire caliente, calentado por el calefactor,  sube y es reemplazado por aire más frío proveniente del exterior en invierno.
La radiación ocurre cuando la energía es transportada por ondas electromagnéticas. A diferencia de los otros mecanismos, la radiación no requiere de la intervención de ningún medio para propagarse. La radiación en los edificios se produce principalmente a través de los vidrios de las ventanas y puertas, pero si las paredes no están bien aisladas, la radiación que viene de afuera puede calentar el interior por conducción.

Aquí no le vamos a sugerir que introduzca materiales que aislen térmicamente sus paredes, ni que cambie sus puertas de acero por puertas de madera, ni tampoco que reemplace sus ventanas de vidrio simple, por otras de doble vidrio, porque esas soluciones implican grandes gastos. Pero le vamos a dar algunas ideas para mejorar su envolvente con costo nulo, o muy barato. Por ejemplo, colocar burletes en puertas y ventanas, colocar cartón en el espacio que existe entre las persianas exteriores y las ventanas, durante la noche, ya que de día es conveniente aprovechar la luz exterior diurna para evitar tener que usar las luces artificiales. El cartón tiene mayor resistencia térmica que el ladrillo común y que el vidrio simple. El doble vidrio tiene buena aislación térmica gracias al aire que contiene entre ambos vidrios, que es un buen aislante térmico. La existencia de aire es también lo que le da al ladrillo hueco mejores características térmicas que las del ladrillo común.
Eficiencia energética de artefactos para el hogar:
Si Ud necesita comprar artefactos nuevos y estos ya disponen de la etiqueta de eficiencia energética, podrá elegir los que considere más convenientes en base a la letra de eficiencia: A, B, C, D, E, F, G.
Para los acondicionadores de aire, es conveniente considerar los valores de eficiencia para cada letra, dados en: BOMBA DE CALOR – Principio de funcionamiento.
Su heladera y su acondicionador de aire, tanto para frío como para calor, funcionan bajo el mismo principio. En los tres casos la eficiencia de estos aparatos es mayor cuando menor sea la diferencia entre la temperatura exterior y la elegida por el usuario.
Cuando deba elegir entre un acondicionador de aire y un calefactor, para calefaccionar su casa, le sugerimos que lea: Comparación de consumos de Bomba de calor con Tiro balanceado
Y cuando se sienta tentado a usar una estufa eléctrica, lea esto: ¿Calefacción a gas o a electricidad? ¿Cuál gasta menos?

Algunas recomendaciones generales para cocción de alimentos dadas por el ENARGAS:
1) Para calentar más rápido y consumir menos gas, conviene tapar los recipientes utilizados y calentar la cantidad que se va a usar.
2) Evite que la llama asome por el borde inferior de los recipientes, así reducirá el consumo.
3) Mantenga los quemadores de cocinas, estufas, calefones y termotanques limpios, la llama debe ser estable, silenciosa y de color azul intenso.
4) Use el horno en forma mesurada, consume el equivalente a tres hornallas.
5) Una vez alcanzada la cocción de los alimentos apague la hornalla. Si durante la cocción alcanza el punto de ebullición, disminuya la llama lo suficiente para mantenerlo.
Lo que no le diremos, porque es obvio y Ud ya lo sabe:
1) Que realice la carga completa del lavarropas y del lavavajilla. En ambos casos use la función “eco” dada por el fabricante.
2) Que planche mucha ropa en la misma sesión y que desenchufe la plancha antes de terminar de planchar, para aprovechar el calor residual.
3) Que abra lo menos posible la heladera, sobre todo en verano.
4) Que ubique su heladera lo más lejos que le permitan la estética y la moda, de las fuentes de calor. Además elija un lugar bien ventilado y mantenga limpio el radiador trasero (condensador) y alejado de la pared unos 30cm como mínimo.
Electrodomésticos en standby
Cuando Ud deja sus electrodomésticos apagados con el control remoto, después podrá encenderlos nuevamente con el control remoto. Esto es una comodidad, que no representa mayor beneficio cuando el tiempo que los dejará apagados con este mecanismo sea largo.
Además esta comodidad necesita que el aparato siga consumiendo energía eléctrica mientras esté apagado, para mantener alimentados los circuitos encargados de decodificar la señal infrarroja que emitirá el control remoto y para alimentar el equipo, cuando Ud resuelva volver a conectarlos.
No está claro si realmente IRAM emitió uma norma que limite el consumo de los electrodomésticos en standby, pero en EEUU se emitió una norma que limita dicho consumo a un vatio.
En Argentina es recomendable desconectar los aparatos del toma corriente, y en EEUU, los expertos hacen la misma recomendación, ya que en uno y otro caso no hay certeza de cual podría ser el consumo real de los aparatos.
Leer y entender las facturas de gas y electricidad
Para poder entender que le están cobrando y por qué, Ud debe necesariamente entender toda la información que le suministran las facturas. Para eso debe ubicar en ellas el consumo, las fechas de lectruras de los medidores y verificar que su categoría tarifaria y las reducciones por menor consumo estén bien hechas, al igual que los valores fijos y variables del cuadro tarifario que le corresponden. En Argentina la mayoría de los usuarios solo lee el valor final en pesos. Cuando reclaman es evidente que no saben que reclaman, ni mucho menos por qué reclaman.
Además, Ud debe entender que las distribuidoras de electricidad le venden energía, medida en kilovatios hora y para saber que es lo que está comprando, debe conocer qué es un kilovatio hora, que se abrevia [KWh]. Las distribuidoras de gas también le venden energía, que se mide en kilocalorías y son suministradas como metros cúbicos de gas. En ambos casos se habla de potencia, expresada en kilovatios [KW] en el caso de la electricidad y kilocalorías por hora [Kcal/h] en el caso del gas. Connceptualmente potencia es energía producida, o consumida en la unidad de tiempo. Cuando le cobran la energía que Ud consumió en el bimestre es energía consumida en todas las horas que hay en un bimestre. Los términos potencia y energía y las unidades usadas para medirlas, son confundidas todo el tiempo por periodistas y usuarios en general. Ud no debe confundirlas por su propio bien. Es común oir que se diga que “este bimestre consumí muchos kilovatios” y eso es un disparate, lo diga quien lo diga. Lo que esa persona consumió son kilovatios hora.
A los grandes consumidores les cobran la energía consumida a lo largo de un mes y también les cobran la potencia disponible. Esto último significa solo que la distribuidora le está cobrando la potencia disponible, para que la use o no, y no tiene nada que ver con el consumo.

Referencias:



1 comentario: